El piloto de San Isidro no corrió en 2020 y este año pretende regresar a la Clase A es por eso que trabaja para dejar lista la Dodge para estar en las pistas en la 5° fecha del campeonato.

El 2020 fue sabático para Gonzalo Rosas. Decidió en no correr y apuntar todos los cañones y esfuerzo para acomodar la Dodge de cara a la temporada 2021. Desde que arrancó el año viene trabajando a contra reloj con su equipo para dejar listo el auto con el que pretende estar en la 5° fecha que para la Clase A del Procar4000 será el 29 y 30 de Mayo en el Circuito 9 del Gálvez.

El piloto de San Isidro se dedicó todo este tiempo alejado de las pistas en hacer todo a nueva la Dodge con el objetivo firme de que sea más competitiva a la hora de ponerla en la pista y le permita pelear más firme por la punta. Tanto Luciano Giuggioloni, ex chasista de Esteban Gini, y el motorista Luis Tapia están terminando los trabajos para dejar todo listo para la próxima cita de la categoría si no se complica y se retrasa nada en el camino.

La idea de Gonzalo es volver y hacer lo que resta del campeonato para poner a punto el auto y poder encarar con todo el 2022 pensando en pelear por el título.

“Se hizo todo a nuevo en el auto. La parte de adelante, barras, tensores, suspensión. Hay que ver cómo se maneja ahora y ponerlo a punto para que el año que viene podamos arrancar cien puntos”, sostuvo Rosas.

“En cuanto a lo que resta de este año, trataremos de sumar sin arriesgar nada. La misión del equipo es dejar un auto competitivo para el 2022, tratar de seguir sumando vueltas y agarrar ritmo ya que en lo personal no manejo desde diciembre de 2019”, cerró el piloto de zona norte.

No Internet Connection